Poker

Carmen Giraldez y la DJ Silvia Gandío
Carmen Giraldez y DJ Silvia Gandío (de izquierda a derecha) FOTO: Xavier Prat Perpinyà

El juego, el erotismo, el azar, el mundo custom, la música y el pulso de la pasión son los ingredientes de esta colección. De contenido contundente y lleno de caprichos concupiscentes nos remueve el instinto para disfrutar de la superficie y también del simbolismo más intenso. No basta una primera mirada para descubrir el significado de las múltiples capas de cada obra. Las técnicas aplicadas siguen, como viene siendo habitual en la artista, las normas técnicas clásicas con desgarros, licencias estilísticas, en las composiones que la enlazan con la contemporaneidad más rabiosa.

Según  palabras de la artista:

Hay que disfrutar también de una superficialidad estupenda cuando se da. La vida está llena de estos momentos. Por ser ligeros no debemos darles poco valor, el ser es profundo (cuando lo es jajaja) pero también superficial, así que hay que sacarle todo el jugo a la vida sin menospreciar ningún momento. Me aburren someramente aquellos pseudointelectuales que infravaloran los momentos menos transcendentes de la vida.

Carmen Giraldez y la soprano Zita Tatrai en la galeria de Londres "A Gallery"
Carmen Giraldez y la soprano Zita Tatrai en la galeria de Londres “A Gallery”
Permitida la difusión sin ánimo de lucro.